Mantas electricas

MANTAS ELECTRICAS.

Las mantas electricas son unos aparatos de calor que funcionan con energía eléctrica, por lo que tendrán que estar enchufadas.

Las mantas electricas se colocan sobre la sábana encimera para dar calor, en lugar de las mantas normales textiles.

Todos nos hemos acostumbrado a llamar mantas electricas a todas las diferentes clases que existen, pero realmente en España la más conocida y más utilizada es la almohadilla eléctrica que es de menor tamaño que las mantas electricas y que se coloca debajo de la sábana bajera.

Estas pequeñas mantas electricas suelen colocarse de forma terapéutica para los dolores de espalda o cervicales.

Otro uso de las mantas electricas es su colocamiento en la cama para calentarla antes de acostarnos. Las mantas electricas tienen un termostato con el que programamos la temperatura que deseamos y además sirve para regular la temperatura y que no ocurra quemaduras.

Las mantas electricas grande tiene dos mandos que controlan cada uno de los lados de la cama.

Las mantas electricas siempre han tenido sus detractores y es por una preocupación internacional ya que combina electricidad, calor, materiales inflamables y personas que duermen, por lo que los expertos del fuego no recomiendan su uso o aconsejan un uso solo para ciertas ocasiones excepcionales, o en todo caso para usos terapéuticos.

Las mantas que son antiguas y que ya han sido utilizadas en muchas ocasiones, así como las que ya están dobladas por su uso o raídas son las más peligrosas.

En España solo se utilizan normalmente para usos médicos, pues es un país calido y las bajas temperaturas se pueden controlar gracias a mantas y edredones, pero en países muy fríos son muy utilizadas estas mantas

En Gran Bretaña las estadísticas indican que unos 5000 fuegos son provocados por mantas eléctricas, y dentro de este número las más antiguas son las que más han causado el fuego. Estos fuegos siempre vienen con victimas mortales.

Es muy peligroso utilizar estas mantas eléctricas con ancianos, diabéticos y bebés pues corren riesgo de quemaduras al no poder reaccionar al calor intenso.

 Si alguna vez queremos mantener la cuna caliente para nuestro bebé, pondremos las mantas eléctricas y las quitaremos una vez que la camita esté templada.

Otro sistema algo más primitivo pero sin duda menos peligroso son las bolsas de agua caliente, estas en la actualidad se pueden calentar en los microondas y son muy efectivas además de mucho más baratas.

 

 

Comments are closed.